Crítica de Libro: Shin Gi Tai
por Maxime Eluau

Por qué entrenas Karate dicta cómo entrenas.

En mi última visita a Albox en febrero de 2013 Barrett Sensei me preguntó si había encontrado tiempo para leer alguno de los libros que él me había recomendado, y si los había encontrado interesantes y útiles para mejorar mi Karate. Tras dar una respuesta positiva y compartir algunas de mis ideas con respecto a esos trabajos, Sensei me animó a que escribiera un artículo expresando mis opiniones sobre uno de ellos para la página web del Shinsokai.

Aunque todos los libros que tuve la oportunidad de leer me han proporcionado algo útil para mi desarrollo, decidí centrarme esta vez en la última publicación de Michael Clarke llamada "Shin Gi Tai: Karate Training for Body, Mind and Spirit". Escogí hablar de este libro en particular porque, desde un punto de vista personal, es uno de los mejores libros que hasta la fecha me han guiado y abierto los ojos para una mejor comprensión de lo que trata el Tode. Habla de la verdadera esencia del Karate clásico de Okinawa y explica cómo cualquiera que espere alcanzar esta esencia tiene que hacer de la práctica una parte de su existencia diaria.

Shin Gi Tai - Karate Training for Body, Mind and Spirit

Recomiendo personalmente este libro a todos los practicantes serios, e incluso a los karateka menos devotos que se encuentran al comienzo de su estudio, ya que puede ayudarles a evitar escoger la dirección equivocada en las fases más tempranas.

Shin Gi Tai es un trabajo muy completo que se ve realzado por un estilo de escritura directo y sincero. A través de sus páginas, Michael Clarke nos permite que nos beneficiemos de sus propios análisis, que provienen de una devoción poco usual en el estudio del Karate que abarcan casi cuarenta años. El libro presenta al lector a la práctica marcial menos popular que es el Budo. Muchos libros de Karate ofrecen al lector la posibilidad de aprender técnicas de defensa personal, aplicaciones de kata (bunkai) y otras materias como por ejemplo cómo mejorar tu flexibilidad, velocidad o fuerza, pero pocas publicaciones hablan sobre la etiqueta correcta que debes adoptar para comprender mejor el Karate Budo y acostumbrarse a su disciplina. ¿Cuál es la actitud correcta que debe adoptar el estudiante y cómo puede preparar su mente para obtener lo máximo posible de las sesiones dentro del dojo? En otras palabras, este libro explica cómo comportarse correctamente cuando se estudia Karate Budo.

Shin Gi Tai es un trabajo que brinda una gran abundancia de información sobre la práctica del Karate, así como de la cultura de la que proviene. Explica la importancia del Hojo Undo, cómo preparar el cuerpo y la mente usando Junbi Undo, el fortalecimiento de las extremidades por medio del Ude Kitae, algunas estrategias relativas al Ippon y Renzoku kumite, y una introducción a la cultura de Okinawa a través de su música, lengua, arquitectura, cocina y textiles. Una frase que captó mi atención mientras leía el libro fue: "Para comprender mejor el Karate, tienes que devolverlo a su ambiente". En otras palabras, la cultura de Okinawa y el Karate son uno. Son inseparables.

Clarke Sensei plantea muchos puntos que requieren de cierto nivel de conocimiento y comprensión, pero al mismo tiempo explica claramente los diferentes tipos de Karate que existen y las diferencias entre ellos. Considero personalmente este punto muy importante ya que permite al estudiante saber qué camino quiere tomar antes de comenzar su aprendizaje. Pueden ver el nivel de compromiso personal que implican, y aprender lo que conlleva el entrenamiento de Kyogi (Karate deportivo), Kenko (Karate para mantener una buena salud) y Budo (Karate tradicional). En vez de presentar una recopilación de técnicas de Karate, aunque este trabajo incluye un capítulo muy interesante sobre las estrategias de los kata del Goju-Ryu, el mensaje central de este libro es sobre el estudio del Budo y las reflexiones personales que se producen por su práctica para captar mejor la esencia del Karate: ¡vencer sin luchar!

Al centrar nuestras mentes en el Budo, el autor presenta diferentes conceptos tales como la importancia de la auto realización (Jikaku) en la vida del budoka, Shin Gi Tai (unidad entre la mente y el cuerpo a través del cultivo del espíritu) y Shu Ha Ri (preservar, desvincular y trascender el conocimiento de aquellos que nos enseñaron). Clarke Sensei nos recuerda que es vital comprender como puede revelarse nuestra propia naturaleza a través de la práctica del Karate. ¡Esta es la esencia de Shin Gi Tai en acción!

En cuanto a las áreas que están más basadas en la técnica (defensa personal), varias partes de este trabajo captaron mi atención. Para ser capaz de aplicar tu Karate en una disputa, es importante desarrollar Kuzushi (desbaratar el equilibrio del oponente), Irimi (moverse para entrar en un adversario), Tai Sabaki (evitar mediante un giro del cuerpo) y Go no Sen (bloquear un ataque y responder inmediatamente con el tuyo). El autor nos recuerda que durante la ejecución de los ejercicios debemos tener presente que "no existe la cuestión de 'mejor técnica' en el Karate. El único requerimiento que tiene una técnica, cualquier técnica, ¡es que funcione para ti! Con dinamismo y efectividad, y siempre con control, es cómo se debería aplicar el Karate en circunstancias en las que es necesaria la auto protección”.

Para desarrollar una armonización de cuerpo y mente a través del estudio de la técnica es importante entrenar a diario para recoger los beneficios que se ofrecen a todos los karateka serios que siguen el Budo. Entrenar con pasión para hacer de este arte una parte natural de nuestras vidas. Como dice Clarke Sensei: "El entrenamiento sincero y consecuente en el dojo cultiva el espíritu que, a su vez, facilita la resolución de problemas en tu vida fuera del dojo. Es por esto por lo que el Karate no se limita solamente a su práctica dentro de las paredes del dojo sino que está designado totalmente para usarse en nuestra vida diaria."

Una cosa más a modo de conclusión. Me gustaría mencionar algo que en mi opinión es crucial para el desarrollo de todo karateka: es importante que cada uno encuentre su propio camino por medio del aprendizaje del Karate. Es importante concentrar nuestros esfuerzos en la práctica diaria y no caer en la trampa de compararnos con otros. El estudio del Karate es algo personal, único para cada uno. Tal y como Barrett Sensei nos dice regularmente en las sesiones de entrenamiento en su dojo: "No hay prisa en el Karate". Por ello es vital que los karatekas centren sus mentes en ellos mismos y se responsabilicen de su estudio. Tienen que descubrir por ellos mismos los recursos y la motivación para practicar correctamente el Budo. Sólo tras darse cuenta y establecer estos elementos el karateka comenzará a vislumbrar los beneficios que puede ofrecer el Budo a nuestras vidas diarias: el establecimiento del equilibrio, y una sensación de paz interior...

Maxime Eluau

“No importa cuánto puedas destacar en el arte del Karate y en tus esfuerzos académicos,
nada es más importante que tu comportamiento y tu humanidad observada en la vida diaria.”