Shinsokai Aki Gasshuku 2015
Mi primer gasshuku
por Jordi Muria Gratacós (2015)

El pasado 24 y 25 de octubre se realizó el gasshuku del Shinsokai. Gasshuku significa literalmente "unirse juntos", el propósito de estos encuentros es unir esfuerzos en la práctica y comprensión de nuestro arte y mejorar como personas. La práctica suele ser intensa y con muchas sesiones, cosa que agradezco, ya que el tiempo que disponemos para estar con el Sensei es limitado. No es ninguna casualidad las fechas en las que realizamos los gasshuku, ya que rendimos nuestro pequeño homenaje a Miyagi Sensei en la fecha de su nacimiento y su defunción. Nada suele hacerse porque sí o porque no en nuestro grupo, siempre hay un porqué, el reto está en encontrar las respuestas por uno mismo.

Salí de mi casa el viernes por la tarde acompañado de mis amigos y senpais Juanlu y Víctor. Se agradece mucho gozar de su compañía, tanto dentro como fuera del dojo, siempre aprendo algo con ellos. Cuando llegamos, el grupo de alumnos del Sensei Barret llegados desde Inglaterra ya estaba allí, esperándonos. Me hacia especial ilusión conocer a Garry Lever Sensei y a Katarina Senpai, ya que uno de los libros de Garry, "Vagando por una oscura senda", y el artículo de Katarina "Kai Un y Unkai", son dos piezas muy apreciadas de mi biblioteca, que continuamente releo, y me motivan en mi práctica diaria. Hechas las presentaciones, charlamos un rato, y antes de ir a la cama realizamos soji en los dos dojos, el Shinsokan y el Shinsodo. Soji es una forma excelente de dejar listo el dojo para la práctica del día siguiente. Además, la limpieza constituye un acto de gratitud y respeto. Soji implica una serie de lecciones morales, me pregunto por qué no he hecho nunca soji el los anteriores dojos en los que he estado... Hay tantas cosas buenas en el auténtico Karate... Soji, Dojo Kun, jumbi undo, hojo undo, Sanchin... Y no las conocía. Es probable que sea la primera vez que piso un autentico dojo.

El sábado por la mañana comenzamos los entrenamientos. La primera sesión se centró en la practica de junbi undo y heishu kata. Personalmente, el junbi undo me parece una serie de ejercicios fundamentales no sólo para encontrarse bien físicamente y mejorar nuestra salud, sino también para el desarrollo adecuado de nuestro Karate. La grandeza del junbi undo que creó Miyagi Sensei es encontrar su aplicación al Karate. Luego pasamos a ejecutar los katas Sanchin, Sanchin dai ni y Tensho, acompañados de shime, lo cual es una forma muy interesante de comprobar si la estructura del cuerpo está correctamente posicionada. En heishu kata me encuentro en fase inicial, intentando comprender la estructura correcta.

Al terminar la primera sesión desayunamos, y después arrancamos con la segunda. Esta vez afrontamos la practica de kakie, sandan-gi y aplicaciones de kata desde el ejercicio de kakie. En ese momento pude entrenar con Garry Sensei y atender a sus consejos. Me llamó la atención lo sutil que se debe ser al aplicar fuerza en kakie, ya que la fuerza exagerada alerta al contrario y desvela nuestras intenciones. Con el bunkai lo suelo pasar mal, considero que me falta mucha repetición de kata para asimilar bien las técnicas y los principios asociadas a ellas, para poder responder de una manera más rápida y fluida, y no quedarme en blanco. Creo que es una herencia de mi anterior Karate basado en kihon, kata y kumite: un sistema demasiado cuadriculado donde nadie se preguntaba el porqué, sólo importaba "mas rápido y mas fuerte". Continuamente Barrett Sensei nos pregunta por qué, desafiá nuestros conocimientos, y los pone en duda para que reflexionemos y salgamos de nuestra zona de confort. Solemos encontrar en otras escuelas o estilos demasiadas respuestas de "senseis" tipo: "aquí siempre se a hecho así", "eso está mal, a mi me lo enseñaron de otra forma" o "no puedes hacerlo así", etc... pero ni te preguntan el por qué, y los mas lamentable es que, ni se lo preguntan ellos, ni lo saben.

Jordi y Katarina
Aplicación de kata
(Shinsodo Dojo, 24 de octubre de 2015)

En el siguiente descanso Sensei nos contó que, un día mientras hacía soji, se dio cuenta de que cuando barre, avanza hacia delante, pero que cuando se pasa el mocho, se va hacia atrás. Esto le hizo reflexionar, y nos invitó a hacer lo mismo y ver si podíamos encontrar alguna lección detrás de la metáfora. De nuevo Sensei nos ponía a prueba, desafiaba nuestros pensamientos. Son muy importantes para mí estas lecciones, hacen que el Karate que practicamos salga del interior del dojo para alojarse en nuestro día a día. Si no, ¿qué sentido tiene practicar Karate, o cualquier otro arte marcial, si se limita sólo al dojo, a lanzar golpes al aire? Es como ir a una cancha de baloncesto, lanzar cien tiros, y volver a casa.

Posteriormente, otro ejercicio que planteó el Sensei fue el de crear nuestro propio Dojo Kun. Me pareció interesante. Durante mis años de práctica en diversos "dojos", el Dojo Kun ha sido el gran ausente en las sesiones que allí se practicaban. La primera vez que escuché a un sempai recitar el Dojo Kun antes del entrenamiento en el Shinsokan, tuve la sensación que hasta ese momento mi Karate tenia descuidadas muchas cosas, y cuando el Sensei Barrett nos hizo reflexionar sobre una de las citas del Dojo Kun, comprendí realmente que el verdadero Karate no se limita sólo al dojo, y que en ese momento, después de muchos años, había por fin encontrado un verdadero dojo de Karate, y un verdadero Sensei.

La siguiente sesión abordó trabajo por parejas donde el atacante ejecuta sus ataques de forma circular, es decir, no el típico ataque rectilíneo y perfecto al que solemos estar acostumbrados. La respuesta automática e intuitiva basada en el kata creo que es el objetivo de estos ejercicios. En esta ocasión pude entrenar con Katarina Senpai. Me pareció una muy buena karateca, veloz, sutil, concentrada en los trabajos exigidos. Estos ejercicios siempre me hacen preguntarme si realmente el Karate funciona ante una agresión real.

Víctor López - Garry Lever - Richard Barrett
Barrett Sensei explicando
(24 de octubre de 2015)

El tiempo corría en nuestra contra, y encarábamos la ultima sesión del día. En este caso fue una sesión libre, en la que el Sensei aprovechó para examinar en el Shinsodo a mi compañero y amigo Víctor de grado nidan. Víctor es un apasionado del Karate, su trayectoria es muy buena, y humildemente me identifico un poco con él, ya que venimos del mismo origen. Me alegró mucho saber que superó la prueba con éxito. Mi práctica se situó en el Shinsokan. Pude comparar unas cuantas herramientas del Sensei con las mías (nigiri-gami, sashi-ishi, makiage-kigu). Entrenar con las herramientas del Sensei es un verdadero reto para mí, porque suelen pesar más que las mías. Luego me centré en ejercicios para acondicionar las manos. Garry Sensei tuvo la amabilidad de observarme un kata en el dojo terraza, y realicé Saifa. Posteriormente, acabada la prueba de Víctor, pude entrar en el Shinsodo y practicar kata, hasta que vino Katarina Senpai y me observó Seipai. Estoy muy agradecido que me dedicaran un poco de tiempo para corregir detalles de mis katas.

La jornada había terminado, un día intenso de entrenamiento y muchos conceptos por asimilar. Cenamos, pudimos charlar un rato, y nos retiramos a la cama a descansar.

El domingo temprano empezamos el entrenamiento en el Shinsodo. Katarina, llegada no hacía mucho de su viaje a Japón, nos dirigió en jumbi undo con unas variaciones de algunos ejercicios que me parecieron muy interesantes. Ver otros puntos de vista sobre algo común ayuda a enriquecer nuestros conocimientos. Terminado el jumbi undo, Sensei Barrett propuso un trabajo de golpeo sobre paos, y trabajamos haito, uraken y mae-geri. En Goju-Ryu existen técnicas go y técnicas ju, Sensei puso varios ejemplos. Tengo tendencia a no diferenciarlas, y en muchos movimientos ju estoy tenso y crispado. Fue un buen método para darse cuenta de la identidad de cada técnica.

La segunda sesión se desarrolló en el dojo terraza. Se centró en la ejecución de un kata de Tai Chi. La parte ju (suave) tomó las riendas del entrenamiento. Intente relajarme y seguir los movimientos de la forma mas perfecta posible. No es fácil hacer un kata de Tai Chi, implica una coordinación y una concentración muy fuerte en el movimiento. Terminado el kata de Tai Chi, realizamos Sanchin sin contracción muscular. Fue muy interesante la sensación que tuve de sentir mi peso corporal desplazarse dentro del kata Sanchin.

Tai Chi
Tai Chi
(25 de octubre de 2015)

Y sin darnos casi cuenta llegamos a la ultima sesión del gasshuku. En esta ocasión fue una sesión libre de entrenamiento. Sensei Barrett y Sensei Garry aprovecharon para tomar unas fotografiás con nosotros para la tercera entrega del libro "La Esencia del Goju-Ryu", y repasar conceptos técnicos y tácticos del libro. Como todos a la vez no podíamos estar presentes en el Shinshodo, aprovechamos para entrenar en el Shinsokan. En esta ocasión me centré en repasar las correcciones del día anterior en el kata Saifa y Seipai mediante repeticiones de las secuencias técnicas. Practiqué makiwara, y pude trabajar con el tou de Sensei, afianzando un poco sandan-gi y trabajando unos bunkais sobre el tou. Me pareció una herramienta muy buena y versátil.

Shinsokai 2015
Shinsokai 2015
(Shinsodo Dojo, 25 de octubre de 2015)

Terminado el gasshuku, comimos juntos y nos despedimos hasta el próximo encuentro, con muchas ideas y conceptos que mejorar en nuestros dojos. Agradecer al Sensei Barrett y a su familia la hospitalidad y el trato con nosotros durante todo el fin de semana.

Jordi Muria Gratacós
Noviembre 2015

“No importa cuánto puedas destacar en el arte del Karate y en tus esfuerzos académicos,
nada es más importante que tu comportamiento y tu humanidad observada en la vida diaria.”